Definición de Responsabilidad

La responsabilidad consiste en un valor ético, en virtud del cual los sujetos reconocen y asumen las consecuencias de la realización de un hecho, o bien, al asumir la responsabilidad hacia otros, se hacen cargo de la atención y cuidado de los demás. Una persona responsable es aquella que se compromete con una determinada demanda, por ejemplo, la realización de un trabajo.

Lilén Gomez | Ene. 2022
Profesora en Filosofía

La responsabilidad en la Antigüedad

Aristóteles dedicó una importante parte de su obra a la ética, en tanto campo del pensamiento cuyo propósito es el de dar respuesta a la pregunta por cómo vivir bien. La cuestión de la responsabilidad concierne a las preocupaciones éticas. En términos generales, en la ética aristotélica, para que una acción sea responsabilidad de un individuo, es condición necesaria que ésta sea voluntaria y que se lleve a cabo mediante una elección. Un acto voluntario es aquel que un individuo realiza espontáneamente, por oposición a los actos realizados a su pesar.

Todo acto voluntario requiere previamente de una elección, es decir, de un deseo deliberado, no movido por las pasiones sino por el intelecto. Luego, una acción es responsabilidad del agente solamente si es elegida por éste. En este sentido, las acciones de los niños y de los animales no serían responsables, puesto que no proceden de elecciones deliberadas, sino de la satisfacción inmediata de los apetitos. Se trataría, en consecuencia, de una teoría de la responsabilidad fundada en la racionalidad.

La libertad de elección como condición de la responsabilidad en Kant

En la Modernidad, el filósofo Immanuel Kant (1724-1804) recupera la importancia de la elección en su teoría de la responsabilidad, tomando como punto de partida el libre albedrío humano. Éste consiste en la capacidad de elegir de manera independiente de la sensibilidad, es decir, sin estar constreñida por ninguna determinación sensible, impuesta por la naturaleza (como ocurre en el caso del albedrío animal).

Una acción, para ser moral, debe ser libre y, para ser libre, no puede reducirse al ámbito fenoménico, sino que debe tener un carácter inteligible. El hombre es causa de sus actos en virtud de su propia racionalidad.

Así, la relación entre racionalidad y voluntad aparece también en la teoría kantiana: la responsabilidad sólo concierne a los seres racionales, que poseen la facultad de una razón práctica, por la cual son capaces de decidir actuar conforme a las leyes morales.

Al mismo tiempo, la voluntad libre es aquella que se haya sometida a leyes morales, pues obedecer a la ley moral es responder a una exigencia que la voluntad se impone a sí misma. Un hombre es, entonces, plenamente responsable cuando es libre, es decir, cuando su voluntad obedece a la ley moral y es, por ello, autónoma.

Teorías de la responsabilidad actuales

Hannah Arendt (1906-1975) y Emmanuel Lévinas (1906-1995) son dos autores de referencia para pensar hoy una teoría de la responsabilidad.

A lo largo de su obra, Arendt insiste sobre la necesidad de los hombres de hacerse responsables en la medida en que ocupan un lugar en el mundo, junto a otros hombres. La condición humana se vincula estrechamente con la obligación de hacernos cargo del mundo. La teoría de la responsabilidad de Hannah Arendt —como también la de Lévinas— ha sido profundamente marcada por el acontecimiento histórico del genocidio perpetrado por los regímenes totalitarios del siglo XX, en particular, el nacionalsocialista.

Por el solo hecho de formar parte de la humanidad, nuestra condición humana nos exige hacernos responsables del pasado, en la medida en que somos responsables de que los crímenes perpetrados no se repitan en el presente, haciéndonos cargo aun de las consecuencias de acciones que no hemos llevado a cabo nosotros mismos, sino nuestros semejantes.

En el caso de Lévinas, la responsabilidad frente al otro es esencial a la ética. La alteridad, que hace al otro radicalmente diferente, está a la base de su metafísica. Para el filósofo, la responsabilidad no depende nunca de la propia elección, sino siempre del encuentro con el otro, que nos constituye como seres responsables.

 
 
 
 
Por: Lilén Gomez. Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea.
Trabajo publicado en: Ene., 2022.
×
 

Referencias

Bravo Vivar, F. (2004) Teoría aristotélica de la responsabilidad. Revista Episteme NS, 24, 2. Instituto de Filosofía de la Universidad Central de Venezuela.

Braz, A. (2002) La responsabilidad en la obra de Kant: heterogeneidad y tránsito entre el Derecho y la Ética. Universitas Philosophica, 39, pp. 119-172.

Novo, R. M. (2008) El concepto de “responsabilidad” en la filosofía política de Hannah Arendt. Actas de las VII Jornadas de Investigación en Filosofía para profesores, graduados y alumnos. Universidad Nacional de La Plata. ISBN 978-950-34-0578-9.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z