Definición de Psicología jurídica

La psicología jurídica es una disciplina que despliega una especial tarea a instancias del ámbito jurídico dado que la misma se centra en el estudio del comportamiento y las conductas que presentan los actores jurídicos. Entiende en diversos aspectos, tales como el estudio, la explicación, la evaluación, la prevención, el asesoramiento y el tratamiento de fenómenos psicológicos y conductuales que inciden en el comportamiento legal de los individuos.

Se basa en métodos propios de la Psicología Científica y suele intervenir en diferentes niveles y áreas del ambiente judicial como ser: psicología aplicada en tribunales, en penitenciarías, en delincuencia, en mediación, entre otros.

El profesional especializado en esta área se denomina psicólogo jurídico y su formación incluye por supuesto conocimientos en psicología y también aquellos inherentes al ambiente judicial en el cual le toca desenvolver su actividad profesional.

Entre sus quehaceres se destacan las siguientes funciones: evaluación y diagnóstico de las condiciones psíquicas del actor jurídico en cuestión; brindar asesoramiento a aquellos órganos judiciales que se lo soliciten; diseño y planificación de planes especiales para prevenir, tratar, rehabilitar y reinsertar a aquellos actores jurídicos en la comunidad a la cual pertenecen; entrenar y asesorar a los profesionales y empleados del ámbito de la justicia y la ley, como ser: abogados, personal de cárceles, policías, fiscales y jueces, ya sea en contenidos o técnicas necesarias para sus trabajos; estudiar la problemática alrededor de cada caso; asistir a la víctima tanto en lo concerniente a su relación con el sistema legal como en lo que respecta a su mejora personal; y promover propuestas que ayuden a solucionar los conflictos jurídicos en los que interviene, por tanto, es que se le demanda una actitud conciliadora y pacífica.

Si bien de lo expuesto en el párrafo anterior se desprende la variada intervención que ostenta la psicología jurídica y sus profesionales, cabe destacar, que es en el derecho penal, en las penitenciarías y en las mediaciones es donde más se aprecia la presencia de esta disciplina y donde resulta clave a la hora de: presentar informes sobre acusados a jueces y tribunales, evaluar y estudiar la psiquis de los detenidos en una unidad carcelaria y crear condiciones favorables para que las partes en disputa lleguen a un acuerdo, respectivamente.

 
 
 
 
Autor: Florencia Ucha. Jun., 2012.
×
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z