Definición de Preposición (en Gramática)

Amado Alonso y Pedro Henríquez Ureña tocan el tema de las preposiciones en la obra Gramática Castellana, comenzando por la subordinación, a la que definen como la dependencia de un término de otro, siendo de esta forma uno el núcleo y el otro el complemento. Las preposiciones son las partículas que introducen el segundo elemento, constituyen la presentación de la subordinación.

Indira Ahmed Fernández | Junio 2022
Licenciada en Letras Hispánicas

Las preposiciones de uso actual son: a, ante, bajo, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, sobre, tras. Algunas solo son empleadas en el uso de la norma culta, mientras la popular usa frases prepositivas. Las usadas en la lengua culta son ante, bajo y tras. Las frases de mayor uso en la lengua popular son “delante de”, “debajo de”, “detrás de”. Además, existen algunas de uso limitado y que no por ello deben ser dejadas de lado en el análisis de esta categoría gramatical: como, durante y mediante.

Para conseguir una buena comunicación es preciso generar un discurso preciso y correcto (aunque también es necesario que sea comprensible para el que lo recibe). Ello conlleva el correcto uso de los elementos gramaticales que conforman la sintaxis, la gramática de una lengua.

Las preposiciones forman parte de ese vasto universo que se conoce como gramática y aunque semánticamente no tienen mucha importancia, dotan de sentido completo a algunos elementos oracionales, ya sea introduciendo subordinaciones o complementando alguna otra categoría.

Origen

Tradicionalmente, se ha considerado a las preposiciones como una clase cerrada de palabras, esto es que se presentan en una lista que puede verse como más bien limitada. En la primera Gramática de la lengua castellana, presentada por la Real Academia en 1771, se recogen las arriba descritas. Estas se tuvieron como “verdaderas preposiciones” ya que constan de una sola dicción (una sola forma de pronunciación).

El reconocimiento de estas varía de acuerdo con la época y el autor que las refiere; por ejemplo, Nebrija recoge en su Gramática (la Gramática de Nebrija fue la primera escrita sobre una lengua romance y data de 1492) un número mayor que las ya mencionadas e incluye algunas palabras que en la actualidad son consideradas como adverbios. Aquí hace una distinción entre las preposiciones que se combinan con genitivo y aquellas que se combinan con acusativo, evidenciando el uso de los casos en la lengua española en aquellos momentos; los casos y la declinación de las palabras vienen de la lengua latina y se fue perdiendo en la lengua española. Hoy en día, de forma general, no se usan las declinaciones, por lo que el español no contiene casos como sí el francés, por ejemplo.

De acuerdo con Mario Portillas, la mayoría de las preposiciones tradicionales en español provienen de palabras que funcionaban como adposiciones en latín. Pero muchas de estas consideradas como tal, también cumplían la función de adverbios y algunas como conjunciones.

En la Nueva gramática de la lengua Española (2009) la Real Academia Española recoge no solo las preposiciones simples, sino también las locuciones preposicionales, para entenderlas como grupos de palabras que tienen un sentido y funcionalidad de las preposiciones.

Ejemplos:
- A causa de la tardanza.
- Por culpa de mi hermano.
- Bajo pena de muerte.

Función y sintaxis

Como ya se estableció, la función principal de esta tipología es la de establecer nexos entre predicados: generar una relación de dependencia entre un enunciado y otro. De forma general, por sí mismas no contienen una significación, sino que se completan con las frases de las que forman parte.

Es interesante el hecho de que cuando el elemento regido por la preposición es un pronombre personal, este toma un caso particular. En la actualidad solo sucede cuando se trata de la primera y segunda personas del singular: a mí, de mí, por ti, hacia ti. En estos casos el pronombre recibe la acción de la frase que le anteceda y su relación es directa con el sujeto.

Ejemplo. Tu familia haría cualquier cosa por ti.
                  sujeto

Vale la pena destacar la preposición con usada con un pronombre personal, ya que se trata de un caso especial y se presentan juntos, pudiendo verse gramaticalmente como un prefijo que otorga otro sentido a la palabra y que también puede considerarse como una forma especial de pronombre:

conmigo – con + m + igo
                   (preposición + raíz + caso de preposición)

contigo – con + t + igo
                 (preposición + raíz + caso de preposición)

 
 
 
 
Por: Indira Ahmed Fernández. Licenciada en Letras Hispánicas. Cursante de MBA en la Universidad de Guadalajara, México. Desempeño en el ámbito de medios de comunicación y la enseñanza, en las áreas lingüísticas y literaria, además de metodología de la investigación e idiomas. Investigación en lexicología, sociolingüística y teatro.
Art. actualizado: Junio 2022; sobre el original de mayo, 2011.
×
 

Referencias

Alonso, A. y Henríquez Ureña, P.: Gramática Castellana.

Portillas Chaves, M.: El origen de las preposiciones en español.

Real Academia Española: Nueva gramática de la lengua Española.

Slager, E.: Las preposiciones en español.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z