Definición de Postproducción

La postproducción consiste en la adición de elementos que no estuvieron presentes durante la filmación de un material audiovisual, tanto en cine como en televisión, al respecto de componentes sonoros y visuales. Así mismo, puede desarrollarse sobre una proyección en vivo, durante la transmisión de un programa, o para transmitirse en un momento posterior.

Indira Ahmed Fernández | Ago. 2022
Licenciada en Letras Hispánicas

Todos conocemos las magníficas explosiones en películas de acción o ciencia ficción, los personajes irreales que aparecen muchas veces en la escena y hermosas localidades que parecen no existir. En efecto, muchas veces no existen, sino que son colocados en las cintas en un momento posterior a la filmación, de modo que constituye la última etapa de un material antes de su proyección, y en esta se concretan las ideas iniciales, y se optimizan las secuencias buscando el impacto deseado en la historia.

Algunos de los procesos que conforman la postproducción son el montaje, la edición, el sonido, efectos digitales y las gráficas (para los programas en vivo, generalmente. Es el director del material, además del guion previamente escrito, quien rige los resultados que se alcanzan con esto.

Diferencia entre postproducción cinematográfica y la realizada en vivo

Para que una cinta cinematográfica esté completa, debe pasar por la etapa de postproducción. Esto se debe a que en esta se selecciona el mejor material que se obtuvo en la filmación y que formará parte del producto final que se presente al público.

Es aquí donde se agrega la música, se ordenan las secuencias de video y se añaden objetos que deben formar parte de las escenas y que no fue posible obtener en la filmación. Para esto último se usan diversas técnicas como la conocida pantalla verde y el “motion tracking”. La primera permite la adición de escenarios y fondos que no estuvieron originalmente, usando la croma para sustituir el fondo verde por la locación deseada. La segunda técnica permite tomar como base los movimientos de un actor para agregar elementos a un personaje que, por sus características físicas, no puede ser tomado de la realidad. Un ejemplo de esto es el personaje Gollum, de “El Señor de los Anillos”, cuya descripción era imposible de obtener usando solo el maquillaje y fue lograda mediante efectos digitales, tomando los movimientos del actor Andy Serkis en la construcción y logro de todas sus peculiaridades.

Si bien es bastante cómodo realizar este proceso para un material que será transmitido con posterioridad, la postproducción en vivo dota a la transmisión de la adrenalina de la inmediatez. En este caso deben agregarse los efectos de sonido, elementos gráficos que identifican el programa o complementan la información que se transmite en video y realizarse la mezcla de video necesaria.

Los programas informativos y deportivos son un ejemplo muy claro de este proceso, para el que se usan técnicas y equipos presentes en la cabina de producción. Es ahí donde se complementa la información que obtienen las cámaras del estudio y se obtiene el producto terminado.

La magia del cine y la televisión se completan con estudios virtuales, logos, cajas de texto, banners y otros elementos gráficos que hacen del programa terminado un producto interesante y atractivo para la audiencia.

La diferencia entre estos dos modos de hacer postproducción es la inmediatez y elementos que se usan. En el cine, por ejemplo, en películas que se proyectarán más adelante, pueden usarse efectos especiales y digitales que no tienen cabida en noticieros y programas deportivos que se transmiten en vivo.

Efectos digitales en el cine

Ya que una película no está completa sin este proceso, es válido conocer algunos ejemplos de esta práctica y los resultados que dio para la gran pantalla, permitiendo de esta forma que se alcanzara el objetivo de la escena o secuencia. También es válido aclarar que muchos efectos paradigmáticos en la historia del cine no se consiguieron solo con efectos digitales, sino que se usó el encuadre de las cámaras y la iluminación para lograr lo que se pretendía. Estos son también elementos fundamentales de una producción cinematográfica.

Una de las cintas más representativas del cine, a mi parecer, es “El señor de los anillos”, en la cual se usaron efectos para conseguir varias de las escenas más complejas. Ya se mencionó al personaje Gollum, que fue terminado mediante programas de diseño y postproducción. Pero otro de los elementos de la película, que iba de acuerdo con su tono y su historia, fueron las escenas de batallas.

En estas podía observarse una gran cantidad de personas, ejércitos épicos que luchaban entre sí por la victoria. Para lograr retratar la masividad de estas escenas, muchos de los personajes fueron agregados digitalmente, usando un menor número de personas en la filmación para completar el número con efectos.

Otros ejemplos fueron el modelado de criaturas de forma virtual, por computadoras, y la recreación de todos los detalles de la Tierra Media. Esta tarea fue ejecutada por la compañía WETA Limited, la mayor empresa de efectos especiales de Nueva Zelanda.

Tomo esta película como ejemplo de la importancia de la postproducción y los efectos por el nivel de innovación que significó, esto no significa la inexistencia de otros ejemplos magníficos (por ejemplo “Avatar”, de James Cameron). Para la realización de “El Señor de los anillos” se desarrollaron procedimientos y técnicas para apoyar a los responsables de los efectos. El resultado fue una fantasía épica que contó con todos los detalles imaginables en la descripción del libro.

De cualquier forma, a pesar de que los efectos digitales son los más notables y visibles, cada uno de los procesos que conforman la postproducción hacen de las películas lo que son y representan a los ojos de los espectadores. Ninguna de ellas es proyectada con el material bruto que se obtuvo en las filmaciones: todos los elementos que la conforman, sobre todo los que se incluyen en la postproducción, cobran importancia definitiva para el resultado final.

 
 
 
 
Por: Indira Ahmed Fernández. Licenciada en Letras Hispánicas. Cursante de MBA en la Universidad de Guadalajara, México. Desempeño en el ámbito de medios de comunicación y la enseñanza, en las áreas lingüísticas y literaria, además de metodología de la investigación e idiomas. Investigación en lexicología, sociolingüística y teatro.
Trabajo publicado en: Ago., 2022.
×
 

Referencias

Bourriaud, N.: Postproducción. La cultura como escenario: modos en que el arte reprograma el mundo contemporáneo.

Odremán Manrique, J. E.: Conceptos básicos de postproducción.

Rubio Alcover, A.: La postproducción cinematográfica en la era digital: efectos expresivos y narrativos.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z