Definición de Ninfas

En la mitología griega existían unas divinidades inferiores conocidas como ninfas. Se trata de unos seres femeninos que se encuentran en un nivel intermedio entre los humanos y los dioses. A lo largo de la historia del arte han sido representadas como unas doncellas desnudas o semidesnudas asociadas a la naturaleza. En los santuarios griegos se las veneraba y los humanos les hacían ofrendas y regalos.

Aliadas de los dioses y protectoras de los humanos

Según los relatos mitológicos, especialmente los de Homero y Hesíodo, eran hijas del dios Zeus y estaban integradas en el Olimpo de los dioses. Estas divinidades no son inmortales, aunque no envejecen ni les afectan las enfermedades. Si se emparejan con algún dios dan a luz a seres inmortales.

Las ninfas tienen un cierto parecido con las hadas, pues una de sus funciones es vigilar el destino de los seres humanos. Se dedicaban a tejer, al cuidado de las flores o a danzar alrededor de Artemisa, la diosa de la caza y de la virginidad. También podían acompañar a otros dioses, como Apolo o Dionisio.

Normalmente estas mujeres están asociadas a un lugar concreto, por ejemplo un arroyo, un manantial, una gruta o una montaña

Las ninfas son protectoras de la naturaleza y gracias a ellas se transforma algún aspecto concreto del mundo natural. En algunos casos, se dedican a proteger a una localidad o a una etnia concreta. En este sentido, algunos reyes contraían matrimonio con una de ellas para así dar prestigio a su reinado y a su linaje.

Sus vidas no eran siempre placenteras, ya que eran perseguidas por los sátiros, unos hombres con patas y cuernos de carnero que querían mantener relaciones sexuales con ellas. Las ninfas odiaban a los sátiros y cuando se acercaban ellas se transformaban en agua para escapar. Sin embargo, estas divinidades femeninas se sentían atraídas por los humanos y podían enamorarse de un hombre (la ninfa Calipso se enamoró de Ulises y los dos vivieron juntos durante siete años, tal y como relata Homero en la Odisea).

Las nereidas eran las ninfas que habitaban en el Mar Mediterráneo

Estas divinidades eran hijas del dios Nereo y de la diosa Dóris. Son muchachas muy atractivas y algunas de ellas tienen la parte inferior de su cuerpo en forma de pez. A lo largo del tiempo, los relatos sobre las nereidas se fusionaron con los relatos sobre sirenas y de esta manera se formó el personaje de las sirenas tal y como las conocemos.

Si bien las nereidas habitan en las profundidades del mar, en ocasiones salen a la superficie para ayudar a los navegantes cuando lo necesitan. Entre las más conocidas destacan Galatea y Tetis.

Fotos: Fotolia - Coka / Difinbeker

 
 
 
 
Autor: Javier Navarro.
Trabajo publicado en: Ago., 2017.
×
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z