Definición de Hecho Social en Durkheim

A grandes rasgos, se llama hecho social a todo modo de hacer generalizado al interior de una sociedad en un momento dado y que ejecuta una coerción exterior sobre los individuos, manteniendo, simultáneamente, una existencia independiente de sus manifestaciones concretas.

Lilén Gomez | Jun. 2022
Profesora en Filosofía

El hecho social es un concepto fundamental al interior del campo de la sociología y de la antropología social. Fue desarrollado por el sociólogo francés Émile Durkheim (1858-1917) a lo largo de su obra.

Características del hecho social

La exterioridad del hecho social hace referencia a su dimensión objetiva, en virtud de la cual constituye realidades con una entidad que no se deriva de la conformación biológica o psíquica de los individuos que lo ponen en marcha. Las bases del hecho social exceden al individuo —en tanto unidad biológica y psicológica—, no dependen de una conciencia o de una voluntad individuales y, en este sentido, se hallan por “fuera” de aquel. Por esa misma razón, los hechos sociales no son el resultado de una acción particular, sino que conforman modos colectivos de acción y de pensamiento, los cuales se heredan de generación en generación. En la medida en que es exterior al individuo, el hecho social resulta preexistente a los sujetos individuales y, luego, opera como un factor condicionante de sus conductas en el marco de la sociedad. En consecuencia, el hecho social no se deriva de los individuos, sino que los antecede y es interiorizado por la mayoría de ellos.

Lo que caracteriza como social al hecho no es su regularidad estadística, es decir, el dato fáctico por el cual existe una sumatoria de voluntades individuales que coinciden en él, sino que éste se caracteriza por responder a patrones colectivos. La generalidad está dada por la propia definición del hecho social, en tanto éste consiste en un modo de hacer independiente de sus manifestaciones particulares, las cuales —por otra parte— pueden variar entre sí, si bien conservan una regularidad entre ellas.

Finalmente, los hechos sociales se caracterizan como coercitivos, puesto que consisten en representaciones, modos de sentir y actuar que son impuestos a los individuos y no derivan de sus inclinaciones particulares, sino a la inversa. En este sentido, lo social opera como una constricción de la naturaleza individual, en cuanto determina la práctica de los individuos dentro del conjunto. Frente a tal coerción, los sujetos pueden ofrecer un mayor o menor grado de resistencia.

Críticas a la perspectiva durkheimiana

La perspectiva durkheimiana del hecho social bajo los criterios de independencia, externalidad y obligatoriedad —tal como fue presentada en su obra Las reglas del método sociológico (1895)—, ha sido criticada en tanto supondría una reducción de los actores sociales frente a una realidad social que los determina por completo. Frente a ello, cabe señalar el carácter metodológico de la obra, en función del cual el autor presenta los rasgos que hacen posible la identificación del hecho social al interior de un proceso de investigación, antes bien que brindar una definición acabada de éste, en un sentido ontológico —a saber, en qué consiste esencial o existencialmente, o cuáles son sus causas profundas—.

En su obra Las formas elementales de la vida religiosa (1912), Durkheim indaga sobre los mecanismos que se hallan a la base de la integración de las sociedades modernas, tomando la cuestión de lo sagrado no solamente como un elemento esencial del hecho religioso, sino también como una expresión paradigmática que hace a la institucionalidad de la vida social en general, a través de los sistemas de creencias.

Existe, así, una relación de mutua reciprocidad entre el ámbito de lo sagrado y el ámbito de lo social. En esta línea, es posible interpretar dicha relación como fundante de aquello que Durkheim había señalado bajo la categoría del hecho social —si bien existen distancias entre el enfoque del autor en cada una de estas obras— y, en este sentido, se trataría de un vínculo que prefigura las representaciones y las acciones de los miembros dentro del conjunto social.

 
 
 
 
Por: Lilén Gomez. Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea. Jun., 2022.
×
 

Referencias

Vázquez Gutiérrez, J. P. (2012). La concepción de hecho social en Durkheim: De la realidad material al mundo de las representaciones colectivas. Política y Sociedad, Vol. 49, (2), pp. 331-351.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z