Definición de Familia

1. Personas que compartieron o comparten convivencia en una residencia y/o tienen un grado de parentesco, sobre el eje de dos adultos que establecen un vínculo capaz de adquirir reconocimiento legal, conforme la intención de desarrollar una vida juntos y considerar sustentar y criar una prole. En la mayoría de países, la estructura familiar manifiesta una visión de pluralidad, permitiendo reconocer los derechos y responsabilidades de una madre/padre soltero, dos padres/madres que pertenecen al mismo sexo, una nueva pareja en la que uno o ambos actores pueden tener un hijo de una relación anterior, etc., sobre la base del modelo religioso tradicional de un padre, una madre y la descendencia de ambos.

2. Institución social, cuyas facultades se rigen por la religión y/o el Derecho.

3. Relación con base en un interés, creencia o convicción. Ejemplos: A) ‘Una congregación religiosa’. B) ‘Un equipo de trabajo’.

4. Referencia de orden y asociación para especies animales, vegetales, sistemas u objetos con características en común. Ejemplos A) Identificación y agrupación de clases de arañas, rosas, familia léxica de una palabra, metales alcalinos, línea específica de smartphone, etc..

Etimología: Por el latín familia, de famulus, por ‘sirviente ’o incluso entendido como ‘esclavo’, como un mensaje claro de posesión del dueño del hogar; un origen que describe al pater familias como un dueño, un hombre a la cabeza, a quien se debe servir, exponiendo una desigualdad tajante con incidencia aún en los tiempos actuales.

Cat. gramatical: Sustantivo fem.
En sílabas: fa-mi-lia.

Familia

Lilén Gomez | Junio 2022
Profesora en Filosofía

familia-durmiendoUsualmente, utilizamos el término familia para referirnos a un grupo de personas, vinculadas por lazos afectivos cercanos, que pueden o no estar mediados por lazos sanguíneos. En la actualidad, la familia no se piensa únicamente en función de la filiación biológica (es decir, del parentesco sanguíneo), sino que el concepto se ha ampliado para contener otros tipos de convivencia social. En este sentido, la familia no siempre fue comprendida de la misma manera a lo largo de la historia.

La estructura familiar constituye uno de los objetos de estudio centrales para la sociología y la antropología desde muy temprano. El campo de los estudios sobre la familia se ha ido transformando con el tiempo, en la medida en que, con el tránsito de la sociedad moderna a la sociedad contemporánea, han existido diversos cambios en la configuración de la institución familiar.

El concepto de familia en la antropología sociocultural

Uno de los pioneros en el estudio del parentesco fue el antropólogo norteamericano Lewis H. Morgan (1818-1881), quien propuso una clasificación de la familia de acuerdo con un criterio evolucionista. Más tarde, la cuestión de la familia fue retomada en el contexto de la antropología funcionalista de principios del siglo XX, por autores como Bronislaw Malinowski (1884-1942), en cuya teoría la familia se caracterizaba por tener la función universal de crianza de los niños. Para ello, los miembros de las familias debían estar bien delimitados, dada la necesidad de distribución del cuidado de los pequeños entre los adultos; al mismo tiempo, la crianza implicaba compartir un espacio en el cual desarrollar las tareas de cuidado y, finalmente, la convivencia entre los cuidadores y los niños generaba el establecimiento de lazos afectivos entre ellos. La familia, en este sentido, aparece como la unidad social básica, idea que se mantuvo a lo largo del tiempo en las ciencias sociales.

Hacia mediados del siglo XX, Talcott Parsons (1902-1979) fundó la teoría de los sistemas sociales, en el marco de la cual la familia “nuclear” se comprende como la unidad mínima de parentesco, tratándose de una institución que se adapta bien al sistema económico moderno y cuya función principal no se dirige hacia el sistema social, sino hacia el sistema de la personalidad. Es decir, la socialización de los niños y la estabilización de las personas adultas en un grupo de pertenencia. En este sentido, la familia se caracteriza por dos tipos de relación, por un lado, la relación parental y, por el otro, la relación conyugal.

La familia en la sociología clásica

Los análisis de Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels (1820-1895) en torno a la institución familiar resultan paradigmáticos en la historia de la filosofía y de la sociología. En la obra El origen de la familia, el estado y la propiedad privada se explica el origen de la familia monogámica y su devenir histórico en tanto resultado de la instauración de la propiedad privada, entendiendo su desarrollo como consecuencia de las necesidades impuestas por la acumulación capitalista. En este sentido, el advenimiento del comunismo supone la supresión de la familia tal cual se organiza en la sociedad burguesa; a saber, como una institución reproductora de las fuerzas productivas bajo las formas del capital, de acuerdo con las cuales las mujeres son tratadas como meros instrumentos de producción, mientras que los niños son preparados para su futura inserción en el mercado laboral. Al mismo tiempo, la familia, tal como se organiza en función de la reproducción del capital, se convierte en otro ámbito de explotación para las mujeres que, además de sus ocupaciones extradomésticas, deben ocuparse de los trabajos de cuidado dentro del hogar.

Por su parte, Émile Durkheim (1858-1917) —considerado como el fundador de la sociología de la familia, en tanto área específica—, ha realizado un estudio comparativo de las formas que adquirió la familia a lo largo de la historia, desde las sociedades denominadas “primitivas” hasta las del siglo XX. A partir de ello, el autor arriba a la conclusión de que la familia evoluciona en relación con dos factores vinculados entre sí: la extensión del grupo familiar se restringe correlativamente al aumento de la división del trabajo en la sociedad. Durkheim señala, a su vez, una transformación en los lazos familiares que, en un principio, derivaban de la protección de los bienes domésticos y, más tarde, adquieren preeminencia los lazos afectivos, por sobre el objetivo de la regulación del patrimonio.

Entender la Familia Monoparental

Recientemente, se ha acuñado el término de familia monoparental, que es aquella en la que los hijos viven con uno de sus padres. No olvidemos, por otra parte, que en los últimos años han ido apareciendo nuevos conceptos de familia a partir de modelos de convivencia distintos a los tradicionales (uniones de hecho con o sin hijos, fusión de dos familias a partir de un divorcio previo, uniones entre personas del mismo sexo, etc) En cualquier caso, el concepto de familia no es uniforme y depende de cada cultura y tradición.

Evolución del postulado a nivel religioso, social y cultural

El concepto de familia ha ido cambiando con el paso del tiempo. En la civilización romana existía la figura del pater familias o padre de familia, quien mantenía económicamente a su esposa e hijos y era el máximo responsable desde un punto de vista legal y social. Este concepto ha tenido consecuencias históricas de primer orden, singularmente la concepción de la familia patriarcal (la figura del padre resulta clave para entender el rol social de cada uno de los miembros del grupo).

Se podría afirmar que la visión de los romanos sobre la familia ha condicionado su posterior desarrollo histórico. De hecho, cuando pensamos en el concepto de familia automáticamente lo asociamos con una residencia compartida, un parentesco, una unión institucional (matrimonio civil o religioso), unas relaciones de tipo doméstico y un elemento afectivo. Esta idea general no es exclusiva del mundo occidental, ya que en oriente también hay una estructura patriarcal y el padre es el auténtico "jefe" del núcleo familiar.

El componente afectivo

familia-padres-mismo-sexoUn núcleo familiar es, en pocas palabras, un conjunto de lazos afectivos, económicos y sociales. Los vínculos de parentesco representan un aspecto formal de la familia, es decir, son una manera de entenderla y estructurarla con un cierto orden. Sin embargo, el aspecto esencial de cualquier familia es la relación emocional entre sus miembros (el rol de un padre biológico puede no ir acompañado de un sentimiento de amor y, por el contrario, un padrastro puede ser considerado como un auténtico padre).

Otras familias

En ocasiones, el término familia no está asociado a ningún lazo de consanguinidad o a una forma de convivencia en el hogar. De hecho, decimos que los compañeros de trabajo forman una gran familia o consideramos a una mascota como un miembro más de la familia. Si digo, por ejemplo, que mis amigos son parte de mi familia, estoy expresando un fuerte sentimiento de pertenencia entre mis amigos y yo.

Familia y lenguaje

En la comunicación ordinaria empleamos muchas ideas y expresiones que hacen referencia a la familia. Si un niño pertenece a una familia con escasos vínculos afectivos o con evidentes problemas social y económicos se dice que proviene de una familia desestructurada. El refranero incorpora todo tipo de referencias (de la familia y del sol, cuanto más lejos mejor, de padres cantores, hijos jilgueros o la ropa sucia se lava en casa). En muchas partes del mundo se utiliza el concepto "ser de buena familia", que da a entender que alguien forma parte de una familia bien situada económicamente.

Por último, vale la pena recordar que la adquisición del lenguaje solo puede entenderse como un proceso de aprendizaje en el seno de la familia.

 
 
 
 
Por: Lilén Gomez. Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea.
Art. actualizado: Junio 2022; sobre el original de octubre, 2008.
×
 

Referencias

Cadenas, H. (2015). La familia como sistema social: Conyugalidad y parentalidad. MAD, (33), 29–41.

Collier, J., Rosaldo, M. Z., & Yanagisako, S. (1997). ¿Existe una familia? Nuevas perspectivas en antropología. J. Lancaster, J. y M. di Leonardo (eds.). The Gender Sexuality Reader. Londres: Routledge.

González, N. (2009). Revisión y renovación de la sociología de la familia. Espacio abierto, 18(3), 509-540.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z