Definición de Cuenta

1. Una cuenta es una operación matemática conforme realizar cálculos numéricos. El término también se utiliza para acciones asociadas con un cálculo como:

1.A. Papel en el que consta una deuda o la cantidad consumida en un determinado establecimiento comercial. Ejemplos: ‘El mesero trajo la cuenta de la cena’. ‘La cuenta de la luz fue muy costosa el último mes’.

1.B. Fondo desde el cual gestionar ahorros o inversiones en una entidad financiera autorizada para tales actividades. Ejemplo: ‘Necesito retirar dinero de mi cuenta para pagar los gastos del mes’.

2. Pequeñas esferas con un agujero que atraviesa el centro, hechas de diferentes materiales, utilizas para la creación de accesorios o piezas religiosas.

3. Responsabilidad o respuesta mediante una actitud o ante la falta de esta. em>Ejemplos: ‘Mi vida no es de su cuenta’. ‘Ahora ella está por cuenta propia’.

4. Habilidad para lograr o atender a todo/a todos. Ejemplo: ‘No logro rendir cuenta de la demanda’.

5. Publicidad. Cliente o Contrato de una agencia que realiza servicios de marketing/propaganda.

Etimología: Influenciado por el francés compte, cuyo verbo comper, de ‘contar’, encuentra referencia en la forma del latín computāre, de ‘computar’, formado por el prefijo com-, en propiedad de ‘encuentro’, ‘con’, ‘todo’, y putāre, de ‘cortar’, ‘podar’.

Cat. gramatical: Sustantivo fem.
En sílabas: cuen-ta.

Cuenta

cueUna cuenta es el elemento básico y fundamental de cualquier contabilidad, ya sea la de una empresa, negocio, o la personal de cada individuo, constituyéndose además en el principal registro en el cual se anotan los aumentos y disminuciones que puede sufrir algún valor, concepto activo, pasivo o capital contable como resultado de las operaciones que va realizando la empresa, negocio o persona, según corresponda.

Obviamente y con el objetivo de tener un aceitado control sobre los valores de los cuales se va disponiendo y el porqué justificado de aquellos valores que se van, este registro debe hacerse de forma clara, ordenada y comprensible para luego volcarlo en el general y que no nos de por supuesto ninguna diferencia ni a favor ni en contra y estar al tanto del estado financiero de nuestra empresa o el nuestro personal.

En las cuentas, entonces, se clasificarán todas las transacciones comerciales que tienen lugar en una empresa por ejemplo, para de este modo traducirlas ordenadamente en el libro de contabilidad que corresponda y también para tener una acabada medida de los bienes, derechos y obligaciones de los cuales se dispone o dispondrá en una fecha determinada.

Cada elemento que integra el patrimonio de alguien será representado gráficamente con la letra T y se colocará en la parte superior, ya que tanto el lado derecho como el izquierdo estarán ocupados como explicaremos a continuación. Esta modalidad de anotación fue adoptada en la Italia renacentista que es donde surgió en definitivas cuentas la contabilidad como tal.

En el margen izquierdo, también conocido como la columna del Debe, se indicarán los orígenes de los recursos y en el derecho o Haber, se enumerarán las aplicaciones de los recursos, esto es cuando la empresa hace una compra x, solicita un crédito o adquiere la obligación de pagar algo por ejemplo, será colocado entonces en el lado derecho.

Existen dos tipos de cuentas, de gestión y de patrimonio. En el caso de las de patrimonio, estas aparecerán en el balance de la empresa y podrán formar parte tanto del pasivo como del activo de la misma. En cambio, las de gestión reflejan los gastos e ingresos y se harán evidentes en la cuenta de pérdidas y ganancias.

 
 
 
 
Autor: Florencia Ucha.
Art. actualizado: Oct. 2022; sobre el original de diciembre, 2008.
×
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z